«No se trata de un libro que venga a explicar síntomas y desarrollos de los que sufren problemas mentales, en el caso de Juliet el diagnosticado es bipolaridad de tipo I. Pero se dan buenas muestras de su experiencia, de lo que provocó, en cierta medida, los intentos de suicidios. De la sobremedicación y experimentación con estos pacientes con todo tipo de drogas adictivas y llenas de contraindicaciones. Viene a desestigmatizar la enfermedad a favor de que ¿tal vez el sistema sea también algo responsable?.

Un auténtico relato de terror sin terror, solo la cruda realidad».

Sigue leyendo:

Desquiciada
https://underbrain.com/literatura/desquiciada/